lunes, 27 de julio de 2015

Debo confesarte



Hoy he visto por primera vez como la besabas...

Cuando te dejé, sabía que era lo mejor, sabía que no podía seguir a tu lado aunque te amara, sabía que  tenía que dejarte para volver a sentir lo que significa vivir con total libertad... y aunque han pasado meses, y aunque tus llamadas repetitivas habían sido un incordio, debo confesarte que te he echado de menos.

Debo confesarte que ya no sé lo que es sentir que sueñen conmigo, que me aconsejen, que se rían por el simple hecho de que yo lo haga. Debo confesarte que ya no sé lo que es dormir llena de felicidad sabiendo que tu estás a mi lado en tu cama. Debo confesarte que nadie me ha vuelto a besar igual, que nadie me ha vuelto a tocar con tanta devoción, que nadie me ha hecho estremecer con sus caricias, que nadie consigue llenar mi tiempo, que inevitablemente pienso en ti cuando estoy con él, que me pregunto lo que harías cuando estoy en cualquier situación, que cuando hago algo pienso en lo que tú me dirías, que he sabido lo que es aburrirse por no hacer nada, que me he encontrado con el dolor, con las lágrimas y con esa quemazón intensa que se instala en mi pecho cuando vuelvo a verte. Debo confesarte que las mariposas volaron cuando no volviste, que la piel no se me ha vuelto a poner de gallina y que trato de engañarme diciendo que cuando te vea con alguien más seré feliz al saber que ya no me buscarás y me dejarás tranquila.

Pero ahora lo he visto, la he visto. He visto como cerrabas tus ojos y acariciabas su pierna mientras la besabas, y he visto que antes, hace un tiempo, esa era yo.

Por lo que ahora debo confesarte que echo de menos tu olor, tu mirada, tu sonrisa, tus pelos de loco, tus chistes, tus gustos, tus manías, tu música, tus abrazos, tus lengüetazos, tus besos, tus manos, tu cuerpo, tu amor...

Y mientras yo te echo de menos, tú estás con ella. Lo que más me duele es que ayer me llamabas y hoy la besas, por lo que me pregunto, si en algún puto momento, te he importado de verdad, si querías seguir engañándonos o si en verdad querías volver conmigo. 

Ahora eso da igual, pero antes de irme, necesito decirte que puedes besar a mil chicas, pero ninguna de ellas te besará como yo lo hice, y mucho menos, llegarán a amarte la mitad de lo que yo lo hago.

Pero también debo confesarte que ya no puedo confiar en ti, que aunque le hiciese caso a mi ciego corazón y volviese contigo pensando en que todo sería distinto, solo me estaría engañando de nuevo. Ninguno de los dos puede cambiar lo que es. He entendido porque eras así, y aunque lo hago, sé que no es lo que quiero en mi vida.

Por lo que amor, debo confesarte que mi destino es aprender a vivir sin ti, porque aunque hayamos nacido para amarnos, no hemos nacido para estar juntos.

Remitente: De alguien que te ama en la distancia.



sábado, 18 de julio de 2015

Incomplete - Backstreet boys



jueves, 2 de julio de 2015

Me voy enamorando - Chino y Nacho con Farruko



viernes, 17 de abril de 2015

Yo te esperaré - Cali y El Dandee



El perdedor - Enrique Iglesias y Marco Antonio Solís



Gift - Short film (DeadLens Pictures)